Información

Fabricantes

Sin fabricante

Proveedores

  • Fashion Supplier
Camaleón de montaña - Chamaeleo montium

Camaleón de montaña - Chamaeleo montium

Chamaeleo montium (Buchholz, 1874) Camaleón de montaña El camaleón de montaña es un animal muy atractivo e interesante, pero que nunca ha llegado a ser frecuente en los terrarios. Sus características más evidentes son los dos cuernos que tiene en el extremo del morro y la cresta en forma de vela que se prolonga por su dorso y cola. Los ejemplares adultos tienen cuernos de hasta 20 milímetros de longitud. El yelmo es aplanado, ligeramente levantado. y redondeado. Parte de sus escamas son pequeñas y planas, mientras que otras son grandes, redondas, y aplanadas. Su color de base puede variar del verde claro al oscuro. Suele tener una franja ancha y clara, generalmente de color verde amarillento que recorre los flancos en diagonal desde el dorso hasta la parte pos terior del animal. Las hembras tienen pequeñas escamas cónicas en el lugar en que los machos tienen los cuernos y carecen tambien de las crestas dorsal y caudal. Además, son más pequeñas que los machos. Éstos alcanzan una talla de más de 25 cm, por lo que son bastante impresionantes. El camaleón de montaña vive únicamente en el Camerún, a alturas que van desde 500 a 1.200 metros. Es especialmente abundante en el monte Camerún y no es raro verlo en la vegetación que bordea la carretera, como sucede en las proximidades de Buea. Vive tanto en arbustos como en árboles o en la llamada «elephant grass». Es dificil de localizar durante el dia y cuando llueve. pero por la mañana y a última hora de la tarde es fácil encontrarlo tomando el sol en lugares abiertos. En su lugar de origen hay una humedad relativa muy elevada. Si se intenta coger con la mano a una hembra de camaleón de montaña, lo mas habitual es que intente morder. Si no lo hace, se dejará caer de la rama y desaparecerá inmediatamente entre la vegetación del suelo o quedará inmóvil sobre la hierba. Los machos pueden atacar con sus cuernos. Sin embargo no sabemos de ningún caso en que un camaleón hayalle gado a herir a otro con los cuernos. Las hembras también suelen luchar entre sí. Por lo tanto son animales a los que siempre deberemos alojar por separado, a pesar de que en la naturaleza hemos observado ejemplares que tomaban el sol a apenas 10 cm unos de otros. Es relativamente frecuente encontrar a los machos en el suelo, en donde excavan agujeros en los que se introducen asomando unicamente la cabeza hacia el exterior. Dado que el camaleón de montaña es un animal que necesita mucha humedad, su terrario solamente deberá tener tela metálica en la cubierta y en uno de los laterales. Lo ideal es que tenga una humedad relativa nocturna del 100 % y diurna del 70 %. Por lo tanto. será necesario pulverizar agua en el terrario tres veces al dia. La temperatura diurna será de 23 a 27 °C y la nocturna de unos 18°C. Conviene evitar las temperaturas demasiado altas y no está de más colocarles un bebedero automático. Estos camaleones aceptan todo tipo de presas. Nuestros ejemplares comen grillos, saltamontes, moscas, polillas de la miel y cucarachas. Los adultos pueden alimentarse en dias alternos, pero las hembras grávidas y los ejemplares jovenes necesitan comer a diario. Beben el agua del pulverizador o esperan bajo el bebedero hasta que caiga una gota de agua. Sila hembra no está receptiva, se lo indica al macho oscureciendo aún más el color verde oscuro de su cuerpo y efectuando diversos movimientos disuasorios. En el terrario intentará apartarse rápidamente para quedar fuera del alcance del macho lo antes posible. Si, por el contrario, está receptiva, lo cual puede suceder desde que alcanza la edad de siete meses mostrará una coloración verde brillante más o menos clara. Además, permanecerá casi inmóvil o se moverá muy lentamente. Los machos en celo tienen la cabeza de color verde claro y muestran manchas de color amarillo verdoso en el tronco; las grandes y redondeadas escamas de sus flancos adquieren un color azul claro. La cópula sigue los cánones habituales en los camaleones y dura de 4 a 20 minutos. Es convenien te dejar a la pareja reproductora junta durante unos cuantos días hasta que la hembra rechace al macho. A los dos meses del apareamiento la hembra deposita de cinco a ocho huevos. Estos pueden tener formas muy variadasm siendo alargados en una puesta y ovalados en la siguiente. El sustrato deberá tener un espesor de 1O centímetros y estará formado por una mezcla de tierra y arena que deberemos mantener húmeda pero no mojada. Los huevos los colocaremos en recipientes de plástico transparente con vermiculita. Si los dejamos en una incubadora que los mantenga a 25-26 °C durante el dia y que haga descender la temperatura a 16 °C por la noche, eclosionarán al cabo de 14 semanas. Los recién nacidos tienen una longitud total de 5.5 a 6 cm. Para alojarlos individualmente podemos emplear pequeños tuppersé en los que habremos colocado un sustrato y una pequeña planta. Añadiendo un par de ramitas ya tendremos un mini terrario adecuado para las crias. Al principio los alimentaremos con drosófilas espolvoreadas con un complejo de minerales. A medida que vayan creciendo, aumentaremos también el tamaño de sus presas. Conviene pulverizar agua tres veces al día. Además. hay que intentar repetidamente que los jóvenes camaleones se acostumbren a tomar agua de una pipeta. A1 cabo de poco tiempo ya se pueden distinguir los sexos, pues los machos no tardan en empezar a desarrollar sus cuernos. Si los mantenemos a una temperatura diuma de 22-25 ºC y nocturna de 18 °C. se desarrollan sin problemas y alcanzan la madurez sexual a la edad de 7 a 12 meses.